¿Cuántas especies de termitas hay en España?

No siempre las termitas se consideran plaga. Es más, se consideran beneficiosas para el medio ambiente ya que se alimentan exclusivamente de madera muerta de prados, bosques o selvas, realizando un importante papel en el reciclaje de nutrientes de los ecosistemas.

Sin embargo, se calcula que unas 371 de todas las especies de termitas que existen en el mundo son dañinas para el ser humano, porque se alimentan exclusivamente de la madera usada en construcciones o muebles. De ellas, se estima que unas 104 especies (solamente un 3.4% del total de especies de termitas que existen), son plagas realmente dañinas para el ser humano.

El hábitat natural de las termitas son los bosques y las sabanas, sin embargo, algunas especies viven en medios urbanos donde se alimentan de estructuras de madera o de otros productos de origen vegetal (cartón o papel) provocando en ocasiones daños irreparables.

Pues bien, en el post hablaremos de la especies más usuales en España y os mostramos un mapa ilustrativo de su ubicación.

Kalotermes flavicollis

Es una especie que sólo admite una pareja reproductora en su colonia, que es de tamaño reducido y se ubica en el interior de troncos de madera. Kalotermes flavicollis es una especie problemática en España porque causa daños en cultivos leñosos (árboles frutales y viñas), también en árboles urbanos como los plátanos de sombra y es también causa de destrucción de estructuras de madera en inmuebles urbanos.

En varias ciudades se ha citado la presencia de K. flavicollis en el arbolado urbano, como Sevilla, Córdoba o Madrid pudiendo provocar la rotura de ramas de gran porte, que pueden causar daños a transeúntes. También se ha registrado su presencia en viviendas, causando daños en estructuras como marcos de puertas o ventanas y también en suelos de madera.

Al ser colonias circunscritas a la madera y de tamaño relativamente reducido, el tratamiento químico o mediante microondas es efectivo para su eliminación.

Cryptotermes brevis

Es una especie originaria de Sudamérica y diseminado por todo el mundo mediante el transporte de mercancias. Sus colonias son algo más reducidas que las de K. flavicollis, contando generalmente con unos centenares de individuos.

Al proceder de una zona árida, de balance hídrico muy negativo (costa entre Chile y Perú), soportan bien la falta de humedad y pueden vivir en los muebles de las viviendas. Su localización es difícil, ya que cuando se detectan, sus colonias pueden haber generado ya algunos enjambrazones (salidas masivas al exterior del termitero de sexuados alados, con la función de fundar nuevas colonias) y colonizado otros muebles de la vivienda. Su presencia es reconocible por un pequeño montón de excrementos debajo del mueble afectado (parecido al montón de serrín de la carcoma).

La especie está bien establecida en Barcelona,Girona y Canarias.  En San Sebastián se ha confirmado su presencia pero no se puede asegurar que se haya establecido.

El tratamiento depende de dónde se localice la colonia: si es un mueble, se puede incluir en una cámara o bolsa para hacer un tratamiento de atmósfera anóxica; pero si es una estructura del inmueble, deberá hacerse tratamiento químico o choque con microondas.

Reticulitermes banyulensis y R. grassei

Estas dos especies ibéricas ocupan áreas geográficas disjuntas (Figura 6), aunque en algunas zonas colindantes se pueden hallar ambas.

Pertenecen al grupo denominado termitas subterráneas, ya que tienen termiteros difusos, con núcleos de población dispersos e interconectados por galerías subterráneas, que pueden abarcar amplios territorios.

Constituyen un grave problema cuando afectan a las ciudades, ya que si no se controlan a tiempo pueden ocupar grandes extensiones de los cascos urbanos, desde el nivel del suelo hasta varias plantas de altura.

Durante muchos años el tratamiento para su control se basaba en crear barreras químicas con sustancias tóxicas, a veces de gran persistencia. En ocasiones, estos tratamientos mal realizados provocaban la diseminación de la colonia, extendiendo el problema.

Actualmente, el método más empleado para su control es el de cebos con sustancias de baja toxicidad y efecto retardado, que actúan cuando las termitas efectúan la muda. Otra característica relevante de este tipo de productos es que permite su distribución por la colonia a través de los intercambios de comida en la colonia (trofalaxia), lo que acelera el proceso de eliminación.

En Hisal Control de Plagas realizamos todo tipo de tratamientos de desinsectación, desratización y desinfección contra todo tipo de insectos y roedores y tratamientos específicos tanto de desinfección contra legionella como limpieza y desinfección de depósitos de algibes. Para más información llámenos al 950.27.20.00.

Ultimas Noticias:

Llamenos!!

950 27 20 00

Calle Cuenca 4
04007 Almería, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Contacte

En www.hisal.es utilizamos cookies para garantizar la navegación por el sitio web y mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que consientes su uso. usted puede encontrar más información en el siguiente enlace de nuestra Politica de Cookies.

  Yo acepto la politica de Hisal.
EU Cookie Directive Module Information